Transgrancanaria 2016

Imagen 010

Buenos días a todos!!!

Aquí estoy por fín para contarles mi experiencia vivida durante los 125km de la Transgrancanaria.Pero para explicarlo todo, mi crónica empezará un poco antes de la carrera.A una semana del gran día, llegó el momento de disfrutar del regalo que me hizo mei por mi cumpleaños (que fue en enero), su regalo fue un fin de semana en Cruz de Tejeda para que pueda entrenar esa zona de la isla, ya que aun no conozco ese tramo de la ruta. Salimos de casa con las maletas y nos dirigimos hacia Tejeda, después de un montón de curvas de bonitos paisajes  (ya saben como son las carreteras por aquí) llegamos a un hotel rural llamado el Refugio, es un sitio con un encanto especial que ya le explicaré mas adelante.

Hablamos con un señor que estaba en su oficina y que nos atendió muy muy amablemente y nos acompaño hasta la habitación. La verdad que el tiempo no acompañaba… viento, lluvia y neblina que daba una sensación de que te ibas a congelar ahí mismo pero con la ilusión de haber llegado allí me daba exactamente igual, dejamos las maletas en una buhardilla, muy acogedora y nos decidimos a salir a hacer una  rutita de la carrera (de la cruz de Tejeda hacia Tejeda),no había clima que nos parar, nos cambiamos y salimos para ir a correr. Todo preparado, vamos a salir por la puerta y…..nooooooo!!!!! Mei se ha dejado el chubasquero en casa!!! Vamos hacia la oficina de hotel y le preguntamos al señor (Juanma) si tenía un chubasquero, nos dijo que si y se empieza a quitar el que tenía puesto y casi se enfada con nosotros por decirle que no!! J, me pongo su chubasquero (era amarillo tipo capitán Pescanova sale a la mar)  pero te mantiene seco, y eso es ahora mismo lo que nos importa. Nos dirigimos hacia Tejeda. Muy nervioso intentando recordar todo los detalles del camino,  y haciéndome constantemente a la idea de cómo será ese mismo camino la semana que viene cuando esté en la carrera… recorrimos varios kilómetros y volvimos al hotel empapados hasta las pestañas (menos la parte cubierta por el “chubasquero pescanova”) pero felices, esa sensación que te hace sentir tan bien en medio de la montaña, con agua por todas partes, todo tan verde!! Incluso todavía se podían ver al lado del camino algunos neveros pequeñitos de nieve. Era todo un espectáculo.

Ya de vuelta al hotel, empecé a pensar en la ruta que tomaría mañana y a la hora que saldría a correr.

Puesto que el tiempo no mejoró durante todo el día, esa tarde la empleé en hacer la planificación de toda la carrera. Lo preparé todo para unas 27 horas…

Suena el despertador a las 07:00, me levanto y me preparo para salir a correr, mi idea es Tejeda – La Culata- Roque Nublo- Cruz de Tejeda,y estar de vuelta antes de las 10:00, ya que hasta las 10:00 era el desayuno. Salgo del Refugio dirección Cruz de Tejeda y me meto en un sendero entre dos restaurante. Entro en el camino que el día de la carrera nos lleva hacia Tejeda, disfruto de cada momento, también hoy llovía y hacía frío pero me daba igual, me siento muy bien. El camino está un poco embarrado pero muy cómodo de correr, llego al pueblo de Tejeda, y mi siguiente objetivo es al pueblo de La Culata, ahí empiezan los problemas…. una vez que he llegado al pueblo no veo el camino por ningún lado. Como el tiempo no está para cometer ninguna imprudencia y además ya eran las 09:00 decidí llamar a Mei para ver si me podía venir a buscar ya que no me daba tiempo de llegar al desayuno y así fue….

 

Imagen 001

En el desayuno nos sentamos hablar con Juanma y su mujer Juana. Con ellos estuvimos comentando el por qué de esta carrera y un poco cual era el reto… hicimos buenas migas y prometieron que nos veríamos durante la carrera.

Ya estamos a jueves tengo que ir a buscar el dorsal y estoy nervioso. Me dirijo con mi sobrino a expomeloneras a retirarlo. Una vez que llegamos allí , como siempre el ambiente es una fiesta…se respira la tensión.

Ya con el dorsal en mano no hay vuelta atrás, como siempre me faltan cosas para la carrera, no se como lo hago pero siempre estoy hasta última hora preparándolo todo.

 

Imagen 100

El viernes me dedico a descansar y a ultimar los detalles para la carrera, que siempre me falta algo.

A las 21:00 horas, hemos quedado con Pi e Isi que pasan por casa para recogernos a Mei, Ale (mi sobrino) y a mi e irnos juntos a Agaete, de donde sale la carrera.

Una vez en Agaete nos vamos a un tomar algo y parece que los minutos pasan muy muy rápido. El ambiente que había me puso los pelos de punta ¡¡madre mía la que se había preparado!! Las calles de Agaete parece que van a reventar de toda la gente que hay en ellas!!! no puedo evitar , mientras miro al resto de corredores preguntarme si estaría bien con la ropa que llevaba o necesitaría algo más (siempre me viene a la cabeza la primera trans larga que hice Sur-Norte en la que mi miedo era el frío y de tantas capas que me puse parecía una cebolla. Subiendo por el barranco creía que me iba a deshidratar jajajajaj y no quería que me volviera a pasar).

No fui casi consciente de la salida… cuando me quise dar cuenta ya estaba corriendo hacia Tamadaba, empecé a subir muy concentrado y de repente oigo mi nombre, miro y era mi amigo Iván León sacando fotos.

Imagen 012

A Tamadaba llegué muy bien, sigo hacia Tirma y ya empezó el frío a hacer de las suyas… iba bien con lo que llevaba pero mis dedos parecían estar congelados, la sensación era como si me clavaran agujas. Me quite varias veces los guantes para ver si mis dedos estaban bien o habían cambiado de color, ese tramo se me hizo bastante largo… Era el único tramo de la carrera que no había podido entrenar, y eso sumado a la noche, hizo que me encontrara totalmente desorientado. De vez en cuando oía agua, oía el mar pero lo único que veía era una completa oscuridad y la luz de mi frontal… Por fin llego a Artenara, llegar a un sitio conocido me da ánimos. Allí como algo y me encuentro con Dani Quintana. Charlamos un ratito y salimos juntos.

Poquito después ya empieza a salir el sol y mi cuerpo empieza a tomar temperatura y me empiezo a sentir mucho mejor y con más fuerza poco a poco. Dani iba delante de mí y lo seguía hasta que me encontré con fuerza y pude apretar un pelín más y volver a encontrármelo. Llegando a Fontanales llamo a Mei para que sepa por donde ando. Valsendero, Valleseco y por fin llego a Teror.

Veo a Mei esperándome, ¡¡¡que ilusión hace cuando llevas un monton de horas solo, ver a alguien conocido!!! De repente había un montón de personas esperándome! estaba Mei, Ale, Pi, Isi, Esther, Jose y su hija Carla. Me siento contento… ¡¡ya estaba en el eje central de la carrera!! ¡¡La mitad estaba hecha!!

Imagen 006

 

Salgo de Teror después de reponer fuerzas y ahora me toca subir por Talayón hacia la Cruz de Tejeda, esta fue otra zona que no la había entrenado, subida dura pero ante todo paciencia, la vista desde allí era espectacular, la sensación era de ir en avioneta, se veían las nubes, y los pueblitos pequeños abajo. Al fondo la playa de Las Canteras. Sabía que en la Cruz de Tejeda, estaría Mei y Ale esperándome.

Imagen 004

Paso por un avituallamiento y pregunto cuanto me quedaba para llegar a las Cruz de Tejeda, me respondieron que aproximadamente unos 8km.  Y cual es mi sorpresa que cuando llego a la parte alta de Talayón mi sobrino Ale y Mei aparecen de detrás de una piedra!!  ¡¡Otro empujoncito!!

Llegando a la Cruz de Tejeda el sol empieza a apretar, empiezo a subir por el recorrido que hice la semana anterior y muy cerquita hay otro punto de control, ahí me veo a Mei, Ale, Juanma y Juana (Los del Hotel El Refugio), estaban esperando que pasara por el control, ¡¡que alegría!! Que ilusión me hizo, “gracias pareja”. Me abrazo a ellos, les doy un beso y sigo hacia Tejeda, el camino era mucho más cómodo que la semana pasada, ya no había barro.

Tras pasar Tejeda y comer algo sigo hacia La Culata, me espera una subida fuerte hasta llegar al Roque Nublo. Estoy deseando llegar a Garañón, una vez ahí ya estaré en la vertiente sur de la Isla y parecerá que queda menos.

Cuando llego al avituallamiento de Garañón ya empieza otra vez a caer la tarde y el frío vuelve a aparecer… sinceramente creo que una de las dificultades más grandes de esta carrera son esos tremendos cambios de temperatura que vives en tan poco tiempo…

Me como un plato de pasta, sopa, unas golosinas y me preparo para salir hacia Tunte. (Mei me avisa que voy muy justo con los tiempos de cierre y que lo tenga en cuenta).

Imagen 018

Llegando al Pico de las Nieves, me empiezan  a doler los dedos, ¡¡Nooo!!  la misma sensación que por la noche, me quito los guantes y todo estaba bien. Antes de llegar al Camino de la Plata ya era de noche otra vez, esa bajada se me hizo eterna, después de un buen rato veo a Mei y a Ale al final del sendero esperándome muy nerviosos, entro en el avituallamiento de Tunte y me dicen que a las 00:00 cierra el control de Ayagaure, tengo 3 horas para llegar y las piernas ya no responden como al principio…los kilómetros se notan. Mi apoyo logístico (Mei y Ale) y yo nos ponemos bastante nerviosos, tenía que intentar llegar en 2 horas 30 minutos a Ayagaure (pensando que cerraba a la 00h). No me pregunten como lo hice, mi tiré literalmente por esos senderos hacia la presa, estaba muy asustado, (no podía permitir después de todo el esfuerzo que en el último me descalificaran por pasar tarde por un control), tardé poquito más de 2 horas y ya estaba en el avituallamiento de Ayagaure, no se de donde saqué la fuerza pero allí estaba. Pregunto por la hora de cierre y me dicen que cierran al la 1h… claramente el que me contestó en Tunte no tenía claro lo de las horas…

Imagen 024

Cuando voy a salir de Ayagaure, me encuentro a Mei que me estaba esperando, ya esta hecho, me decía, quedaban los últimos kilómetros.

Voy de camino al Barranco de Los Vicentillos. De nuevo me viene a la cabeza la carrera Sur-Norte que hice hace años… no recordaba tanta piedra suelta y la bajada anterior me había dejado casi sin energía…

Tardé muchísimo… el cuerpo apenas me respondían y las luces que veía al fondo parecía que nunca se aceraban… Después de otro buen par de horas pasé Parque Sur y ya estaba casi en la meta…

28 horas y 3 minutos… ese fue el momento en el que crucé esa meta tannnn deseada…. Esa que llevaba días y semanas visualizando. Era mitad de la noche pero todavía había gente y música que animaban la llegada… Lo había conseguido….

Imagen 200

Después de años yendo a ver esta carrera he cumplido el reto de hacerla y realmente es una de las más bonitas que he hecho… los paisajes son impresionantes y una vez más me he conocido un poco más a mi mismo… estas carreras te ponen al límite y ahí es donde me doy cuenta de la fuerza que uno puede llegar a tener… Mi experiencia, totalmente positiva…la repetiría mil veces!!!

Solo me gustaría hacer un apunte a modo de sugerencia… Garañón es un punto de avituallamiento en el que está permitida la asistencia (muy necesaria después de más de 80km) pero la asistencia debe recibirse en una zona habilitada para ello que está fuera… Los que, como yo, llegamos mas tarde de las 7 de la tarde es imposible sentarnos tranquilamente ahí fuera por que después de correr literalmente “mueres congelado” (vi que Mei cuando me recibió en Garañón a esa hora llevaba 4 jerséis J). Sería mucho mejor que hubiera algún sitio un poco resguardado para los que llegamos rezagados o permitieran entrar a los de asistencia dentro… (Entiendo que cuando pasa el grueso de la carrera no hay sitio para todo el mundo dentro pero a esa hora ya no hay mucha gente y realmente hace mucho frío…).

Pues nada… espero que con esto se hallan podido hacer una pequeña idea de lo maravillosa que fue esta experiencia, y que animo a todo el mundo a salir al campo y disfrutar de esos maravillosos paisajes ¡¡¡aunque sea para comerse un bocata y caminar un poco!!!

Muchísimas gracias por todo ese ánimo y mensajes que he recibido de todos ustedes… Al igual que a todo esos voluntarios que están en todos los puntos animando y haciendo que sea muchísimo más fácil… ya pensando en el próximo reto….